JAVIERA MENA: “Palabras que nos cambian la vida…” SEGUNDA PARTE + 1er año del dizque “Blog”

Nota: Esta entrada estaba programada a salir un día antes del aniversario del blog, pero por cuestiones dejadez y poca motivación jajajaja, no salió además que sentí que estaba redundando y diciendo lo mismo solo que en una segunda parte, aún así he decido cambiar poco respecto a como estaba la entrada y conservarla casi al cien, así pues podrá leerse como una repetición de la anterior entrada, mil disculpas si no está a la altura o al nivel. 

¿En dónde nos quedamos? La verdad desde aquella última entrada de Javiera Mena ha pasado ya un buen, y el año se acaba. De paso se acaba el año y este pseudo “blog” cumple año de ser creado como encargo, pero he de confesar le cogido cariño y hasta es mi escape y sitio de respiro y algo de libertad.

Obvio esa anécdota es tan irrelevante comparada a lo que analizaremos ahora y es que Mena es algo especial en mi vida y este álbum es que quizá el que contiene la mejor canción de ella o la que yo considero así sin tapujos la mejor.

Y es que Mena (2010) es el paso definitivo y diría consagratorio de esta artista aunque si alguien esperaba algún toque más acústico pues este álbum no contiene eso, pero no por eso es un mal trabajo. Y ya de plano comenzamos con una declaración de intenciones con el primer tema que se titula Ahondar En Ti. 

Una canción sugerente en plano un poco más carnal jajaja, aunque no necesariamente puede ser de alguien que quiere conocer o saber algo más de ti y tú ni por enterada o tienes miedo de que se pueda conocer tu ser y decides echar para atrás todo, aunque esa persona ha quedado prendada de ti.

 

La segunda canción es una gran balada llamada Hasta la Verdad que es como la continuación del carrusel de emociones y desamores de Mena, con una letra con varias indirectas nos pone en la situación de una noche de fiesta seguramente, donde has puesto el ojo y la flecha en alguien y ya sin reparos esa noche será tuya/o.

 

 

Si nos ponemos quisquillosos y algo intensos, nos podemos dar cuenta que este álbum nos está contando una historia o varias historias y me dirán no es obvio que todas o casi todas las canciones cuentan una historia detrás, pues sí,  pero aquí es una progresión y parece toda una serie de canciones conectadas al mismo fin, la atracción, sensualidad, sexualidad y seducción de la escena fiestera de juventud de muchos y su suerte y mala suerte.

6b8ca2a411b044aeacfe3d5bb33e5dcf_620x350

Pero en este álbum ya no hay muchos atajos o tantas interpretaciones y Mena se destapa y nos adentra a un poco de su mundo y vida, nos abre su corazón con álbum más movido y comercial pero más directo y sincero en cuanto a sus “relaciones” y es inevitable hacer la suma y conexión sobre ella y sus dificultades románticas con las chicas, es como un mensaje y descargo hacia todo ese tabú y rechazos, fracasos y mucha frustración hecha álbum.

 

Así pues y volviendo al producto final, Primera Estrella es la que sigue, historia de una fiesta con algo de alcohol y otras cosas seguramente jajajajaa, pero la letra nos dice que hubo un clic entro dos pobres seres que seguramente están pasando un momento amoroso aprovechando que los “amigos” ya no están ahí presente para presenciar el acto en sí.

Paréntesis: Pero aquí viene lo bueno y es que esta es la canción que me introdujo a su música y no fue por su música irónicamente, sino fue por un tráiler de una película chilena…

 

Y es que parece una suerte de coincidencia e ironía que Javiera Mena (quien también hace un cameo como el avance indica)  y este proyecto esté relacionado y también curioso que la historia trata sobre Daniela, una  chica que vive en un ambiente evangélico que le resulta aburrido y represivo, por lo cual decide rebelarse ante eso gozando desenfrenada de su sexualidad lo que le llevará a ser expulsada de su colegio católico y terminar trabajando para el canal de televisión religioso de uno de sus familiares, donde conocerá a sus dos amores Tomás un tipo  correcto y “algo” conservador, y Antonia una chica que no comparte la visión del canal y le da igual, solo está ahí por el trabajo y la pasta. Lo cual le llevará a un dilema y triángulo amoroso.

Película interesante y chistosa que hace una crítica hacia el fundamentalismo y la hipocresía, que pone en contexto todas estas situaciones hormonales adolescentes y cómo el lidiar con eso, a veces ni siquiera tiene que ver con nosotros sino con lo que piensa el resto y nuestro entorno familiar.

Dato curioso, la película es dirigida por Marialy Rivas y es basada en un blog que a su vez se convirtió en una novela, cuya autora es Camila Gutiérrez, la verdadera “Joven y Alocada”  tristemente envuelta en una polémica por apoyar las causas a favor de las libertades sexuales y criticar a cierto ex presidente chileno que busca nuevamente ser elegido jajajajaa, el círculo se completa.

Javiera-Mena_816x428

Una vez terminado el paréntesis retomemos el tema principal es que precisamente El Amanecer fue la primera canción que escuché de ella y me agradó, es una de sus más conocidas y está en la película (aunque no esta versión).

 

 

Aunque admito que soy un poco malo jajajaa, y les dejo la versión “original” que es un demo no tan pulido de su cancionero pero que conserva el espíritu aunque es menos movido y va a ritmo más lento y pues la canción de qué va, creo pueden intuir con ese título y por algo se la eligió para esa película.

Básicamente una noche de fiesta que termina con una “cruda” (resaca) y cómo esa persona en el transcurso se deja llevar por la “pasión” aprovechando su soltería y la atracción hacia alguien más, por lo que pasa lo inevitable.

thumb_65_imagenes_evento_big

 

Como decíamos anteriormente este álbum es prácticamente una recopilación de anécdotas e historias y tragedias del amor, y la canción que le sigue es quizá mi canción favorita de Javiera, su carrera sigue en activo y tiene muy buenas canciones en su último álbum y la que sacó reciente con sus nuevos trabajos.

Pero hay algo en No te cuesta nada que para mí hace que se destaque sobre el resto y sea acorde a mi subjetiva opinión la mejor del álbum y quizá la mejor de Mena, aunque con Esquemas Juveniles, Cámara Lenta, Sol de Invierno, El Amanecer, Un Audífono Tú, Un Audífono Yo, Esa Fuerza, Otra Era, Que Me Tome La Noche es algo difícil.

 

No sé si serán los arreglos y la tonada de piano, ese toque a balada de mediados de los ochenta y principios de los noventas, su letra desgarradora e identificable, creo que lo que funciona es todo, su voz, la mezcla, el piano y la historia.

A quién no le han roto el corazón, quién no se ha portado horrible en una relación o en su defecto ha sido plato de segunda mesa, o ha sentido una atracción y conexión tan fuerte con alguien pero simplemente nadie dio el primer paso y si uno lo dio al final se echó para atrás.

Creo sinceramente que esta canción resume todo lo que es Javiera Mena, ilusión, frustración, pasión y amor y desamor. Como digo, ella aún tiene una carrera por delante pero hasta ahora nada ha llegado a los niveles de esta canción que es simplemente perfecta.

Seguimos con Luz de Piedra de Luna canción que hay que seguirle la pista porque será un Déjà vu o flashback cuando lleguemos a su último álbum.

Una canción más simple y movida, bailable y totalmente fiestera, que nos da indicios de a dónde se dirigía el estilo de Javiera.

 

El álbum se complementa con Sufrir, Acá entera, y Un audífono tú, un audífono yo

Junto con Jens Lekman músico que va por el mismo género de Javiera Mena, producen Sufrir, una gran balada electro pop con una letra de desamor pero muy bailable y discotequera, de ritmo pegadizo con Lekman compartiendo como voz de respaldo para coros, y una parte cantada por él en inglés.

Como dijimos anteriormente Mena estaba dando un vuelco hacia un estilo más comercial y electrónico, y esta canción es buena muestra de aquello, y es que quién diría que con ese título Javiera saldría con una canción movediza.

Acá entera es la que sigue y vuelven las letras románticas y con clave hacia romances femeninos, a riesgo de seguir sonando repetitivo, podemos concluir que la obra de Javiera es una oda a las relaciones entre mujeres, hay dejos o claves de fracaso, amor, y nostalgia en sus letras y es que situándonos en el contexto de quién es ella y qué forma parte de su vida, su obra es un reflejo de la esencia de la cantante y autora.

Esta canción se puede enmarcar en Drum & Bass con arreglos en sintetizadores y también ideal para bailar en algún antro jajaja.

Sin embargo Javiera Mena concluye de manera magistral este trabajo y que apenas es su segundo álbum (en solitario), una balada electro pop que nos recuerda a algo que podría salir de los ochenta, romántica, suave, dulce y sincera.

Gran canción de amor y nerviosismo, con un aura de angustia adolescente, una letra que nos recuerda a ciertas situaciones de la vida y la timidez respecto a confesar nuestros verdaderos sentimientos , y su título lo resume Un audífono tú, un audífono yo…

Balada romántica estilo “ochentera” que rescata lo mejor de los dos mundos de Javiera Mena, sus letras justas y la instrumentación, a pesar de no ser “acústica”, la canción transpira Mena en toda su esencia.

Hemos llegado al final de la parte dos y vemos cómo hubo un cambio de estilo sin embargo las letras y el mensaje de Mena se siguen repitiendo aunque ahora con una producción más trabajada y profesional, pero en el fondo con la misma alma y corazón…

Creo que la mejor o al menos mi favorita  canción de todo este trabajo es No te cuesta nada, si una canción tendría que ser la carta de presentación del álbum sería esa.

Final de la segunda parte y a la espera de cerrar la trilogía, pero a la expectativa de lo nuevo que está trabajando ella, ha sacado una canción no hace mucho y parece que su cuarto o sexto trabajo en total (contando Prissa y Primeras composiciones) y cuarto en solitario podría explorar más ese estilo bailable y electro, pero como hemos visto en este breve repaso Javiera Mena siempre vuelve a sus orígenes…

 

Anuncios