JAVIERA MENA: “Palabras que nos cambian la vida…” SEGUNDA PARTE + 1er año del dizque “Blog”

Nota: Esta entrada estaba programada a salir un día antes del aniversario del blog, pero por cuestiones dejadez y poca motivación jajajaja, no salió además que sentí que estaba redundando y diciendo lo mismo solo que en una segunda parte, aún así he decido cambiar poco respecto a como estaba la entrada y conservarla casi al cien, así pues podrá leerse como una repetición de la anterior entrada, mil disculpas si no está a la altura o al nivel. 

¿En dónde nos quedamos? La verdad desde aquella última entrada de Javiera Mena ha pasado ya un buen, y el año se acaba. De paso se acaba el año y este pseudo “blog” cumple año de ser creado como encargo, pero he de confesar le cogido cariño y hasta es mi escape y sitio de respiro y algo de libertad.

Obvio esa anécdota es tan irrelevante comparada a lo que analizaremos ahora y es que Mena es algo especial en mi vida y este álbum es que quizá el que contiene la mejor canción de ella o la que yo considero así sin tapujos la mejor.

Y es que Mena (2010) es el paso definitivo y diría consagratorio de esta artista aunque si alguien esperaba algún toque más acústico pues este álbum no contiene eso, pero no por eso es un mal trabajo. Y ya de plano comenzamos con una declaración de intenciones con el primer tema que se titula Ahondar En Ti. 

Una canción sugerente en plano un poco más carnal jajaja, aunque no necesariamente puede ser de alguien que quiere conocer o saber algo más de ti y tú ni por enterada o tienes miedo de que se pueda conocer tu ser y decides echar para atrás todo, aunque esa persona ha quedado prendada de ti.

 

La segunda canción es una gran balada llamada Hasta la Verdad que es como la continuación del carrusel de emociones y desamores de Mena, con una letra con varias indirectas nos pone en la situación de una noche de fiesta seguramente, donde has puesto el ojo y la flecha en alguien y ya sin reparos esa noche será tuya/o.

 

 

Si nos ponemos quisquillosos y algo intensos, nos podemos dar cuenta que este álbum nos está contando una historia o varias historias y me dirán no es obvio que todas o casi todas las canciones cuentan una historia detrás, pues sí,  pero aquí es una progresión y parece toda una serie de canciones conectadas al mismo fin, la atracción, sensualidad, sexualidad y seducción de la escena fiestera de juventud de muchos y su suerte y mala suerte.

6b8ca2a411b044aeacfe3d5bb33e5dcf_620x350

Pero en este álbum ya no hay muchos atajos o tantas interpretaciones y Mena se destapa y nos adentra a un poco de su mundo y vida, nos abre su corazón con álbum más movido y comercial pero más directo y sincero en cuanto a sus “relaciones” y es inevitable hacer la suma y conexión sobre ella y sus dificultades románticas con las chicas, es como un mensaje y descargo hacia todo ese tabú y rechazos, fracasos y mucha frustración hecha álbum.

 

Así pues y volviendo al producto final, Primera Estrella es la que sigue, historia de una fiesta con algo de alcohol y otras cosas seguramente jajajajaa, pero la letra nos dice que hubo un clic entro dos pobres seres que seguramente están pasando un momento amoroso aprovechando que los “amigos” ya no están ahí presente para presenciar el acto en sí.

Paréntesis: Pero aquí viene lo bueno y es que esta es la canción que me introdujo a su música y no fue por su música irónicamente, sino fue por un tráiler de una película chilena…

 

Y es que parece una suerte de coincidencia e ironía que Javiera Mena (quien también hace un cameo como el avance indica)  y este proyecto esté relacionado y también curioso que la historia trata sobre Daniela, una  chica que vive en un ambiente evangélico que le resulta aburrido y represivo, por lo cual decide rebelarse ante eso gozando desenfrenada de su sexualidad lo que le llevará a ser expulsada de su colegio católico y terminar trabajando para el canal de televisión religioso de uno de sus familiares, donde conocerá a sus dos amores Tomás un tipo  correcto y “algo” conservador, y Antonia una chica que no comparte la visión del canal y le da igual, solo está ahí por el trabajo y la pasta. Lo cual le llevará a un dilema y triángulo amoroso.

Película interesante y chistosa que hace una crítica hacia el fundamentalismo y la hipocresía, que pone en contexto todas estas situaciones hormonales adolescentes y cómo el lidiar con eso, a veces ni siquiera tiene que ver con nosotros sino con lo que piensa el resto y nuestro entorno familiar.

Dato curioso, la película es dirigida por Marialy Rivas y es basada en un blog que a su vez se convirtió en una novela, cuya autora es Camila Gutiérrez, la verdadera “Joven y Alocada”  tristemente envuelta en una polémica por apoyar las causas a favor de las libertades sexuales y criticar a cierto ex presidente chileno que busca nuevamente ser elegido jajajajaa, el círculo se completa.

Javiera-Mena_816x428

Una vez terminado el paréntesis retomemos el tema principal es que precisamente El Amanecer fue la primera canción que escuché de ella y me agradó, es una de sus más conocidas y está en la película (aunque no esta versión).

 

 

Aunque admito que soy un poco malo jajajaa, y les dejo la versión “original” que es un demo no tan pulido de su cancionero pero que conserva el espíritu aunque es menos movido y va a ritmo más lento y pues la canción de qué va, creo pueden intuir con ese título y por algo se la eligió para esa película.

Básicamente una noche de fiesta que termina con una “cruda” (resaca) y cómo esa persona en el transcurso se deja llevar por la “pasión” aprovechando su soltería y la atracción hacia alguien más, por lo que pasa lo inevitable.

thumb_65_imagenes_evento_big

 

Como decíamos anteriormente este álbum es prácticamente una recopilación de anécdotas e historias y tragedias del amor, y la canción que le sigue es quizá mi canción favorita de Javiera, su carrera sigue en activo y tiene muy buenas canciones en su último álbum y la que sacó reciente con sus nuevos trabajos.

Pero hay algo en No te cuesta nada que para mí hace que se destaque sobre el resto y sea acorde a mi subjetiva opinión la mejor del álbum y quizá la mejor de Mena, aunque con Esquemas Juveniles, Cámara Lenta, Sol de Invierno, El Amanecer, Un Audífono Tú, Un Audífono Yo, Esa Fuerza, Otra Era, Que Me Tome La Noche es algo difícil.

 

No sé si serán los arreglos y la tonada de piano, ese toque a balada de mediados de los ochenta y principios de los noventas, su letra desgarradora e identificable, creo que lo que funciona es todo, su voz, la mezcla, el piano y la historia.

A quién no le han roto el corazón, quién no se ha portado horrible en una relación o en su defecto ha sido plato de segunda mesa, o ha sentido una atracción y conexión tan fuerte con alguien pero simplemente nadie dio el primer paso y si uno lo dio al final se echó para atrás.

Creo sinceramente que esta canción resume todo lo que es Javiera Mena, ilusión, frustración, pasión y amor y desamor. Como digo, ella aún tiene una carrera por delante pero hasta ahora nada ha llegado a los niveles de esta canción que es simplemente perfecta.

Seguimos con Luz de Piedra de Luna canción que hay que seguirle la pista porque será un Déjà vu o flashback cuando lleguemos a su último álbum.

Una canción más simple y movida, bailable y totalmente fiestera, que nos da indicios de a dónde se dirigía el estilo de Javiera.

 

El álbum se complementa con Sufrir, Acá entera, y Un audífono tú, un audífono yo

Junto con Jens Lekman músico que va por el mismo género de Javiera Mena, producen Sufrir, una gran balada electro pop con una letra de desamor pero muy bailable y discotequera, de ritmo pegadizo con Lekman compartiendo como voz de respaldo para coros, y una parte cantada por él en inglés.

Como dijimos anteriormente Mena estaba dando un vuelco hacia un estilo más comercial y electrónico, y esta canción es buena muestra de aquello, y es que quién diría que con ese título Javiera saldría con una canción movediza.

Acá entera es la que sigue y vuelven las letras románticas y con clave hacia romances femeninos, a riesgo de seguir sonando repetitivo, podemos concluir que la obra de Javiera es una oda a las relaciones entre mujeres, hay dejos o claves de fracaso, amor, y nostalgia en sus letras y es que situándonos en el contexto de quién es ella y qué forma parte de su vida, su obra es un reflejo de la esencia de la cantante y autora.

Esta canción se puede enmarcar en Drum & Bass con arreglos en sintetizadores y también ideal para bailar en algún antro jajaja.

Sin embargo Javiera Mena concluye de manera magistral este trabajo y que apenas es su segundo álbum (en solitario), una balada electro pop que nos recuerda a algo que podría salir de los ochenta, romántica, suave, dulce y sincera.

Gran canción de amor y nerviosismo, con un aura de angustia adolescente, una letra que nos recuerda a ciertas situaciones de la vida y la timidez respecto a confesar nuestros verdaderos sentimientos , y su título lo resume Un audífono tú, un audífono yo…

Balada romántica estilo “ochentera” que rescata lo mejor de los dos mundos de Javiera Mena, sus letras justas y la instrumentación, a pesar de no ser “acústica”, la canción transpira Mena en toda su esencia.

Hemos llegado al final de la parte dos y vemos cómo hubo un cambio de estilo sin embargo las letras y el mensaje de Mena se siguen repitiendo aunque ahora con una producción más trabajada y profesional, pero en el fondo con la misma alma y corazón…

Creo que la mejor o al menos mi favorita  canción de todo este trabajo es No te cuesta nada, si una canción tendría que ser la carta de presentación del álbum sería esa.

Final de la segunda parte y a la espera de cerrar la trilogía, pero a la expectativa de lo nuevo que está trabajando ella, ha sacado una canción no hace mucho y parece que su cuarto o sexto trabajo en total (contando Prissa y Primeras composiciones) y cuarto en solitario podría explorar más ese estilo bailable y electro, pero como hemos visto en este breve repaso Javiera Mena siempre vuelve a sus orígenes…

 

Anuncios

JAVIERA MENA: “Como siempre soñé, por azar te encontré…” PRIMERA PARTE

Una de esas cantantes que encuentras por casualidad buceando en playlists, y viendo el tráiler de una película donde sale una canción de ella…

Sin más condimento ni romanticismo, así de sorpresa me topé con Javiera Mena, y sus sonidos electro-pop, su propuesta me atrapó y quizá algo ayudó el haber visto ese “avance” de Joven y Alocada (2012), interesante película.

Y es que así es como descubrí a algunos de mis músicos favoritos, por casualidad y sin buscar mucho, pero una vez llegada a mí, no la dejé ir y es que escuchar sus letras y ritmos, va más allá de simples tonadas genéricas o letras vacías.

Cuando uno le presta atención a lo que nos dice y lee un poco de su biografía, puede entender por dónde van los tiros y de qué trata su obra, y el por qué de su toque romántico melancólico.

Nacida un 3 de junio de 1983, en Santiago, Chile. Javiera Alejandra Mena Carrasco tenía una predisposición por la música si nos ceñimos al wikipediazo que dice que fue parte del coro de su iglesia y posteriormente estudió composición y arreglos musicales.

Javiera-Mena-BMLS

 

Aún así muchos consideran que no tiene voz o de plano no canta, lo cual es cuestionable, pues sí, no será la voz más potente que haya, pero sí que es una voz “bonita” delicada y sincera, aun con su desliz en el festival de Viña del Mar cantando a dueto “Corazón Partío”…

 

Creo es justo reivindicarla y hacer notar sus grandes méritos, superan a sus “falencias”, como dije en la entrada anterior respecto a Can Can, no soy crítico ni músico especializado, solo un simple fan, un simple tonto con acceso a internet y algo de tiempo libre jajajaja…

10805720_10152577154027637_2865916719856132185_n

Tengo que  retomar parte de la vida personal y es que para entender a la “Mena”, es necesario saber quién y es qué piensa y así comprender de qué van sus letras y el mensaje tras algunas de sus canciones “románticas”.

Y es que Javiera Mena es lesbiana, y  muchas de sus letras tienen ese subtexto lésbico sobre amor y desamor, aunque a simple “escucha” no se lograría detectar esto sino se supiera de su orientación sexual.

No obstante es una compositora hábil y sus letras perfectamente pueden tomar cualquier contexto, incluido uno homosexual pero sus tonadas y lírica trascienden su condición de “himno gay” algo que a ella mismo le “fastidia” ya que prefiere que la música y su obra se valga por sí misma y no por el aliciente de que es lesbiana…

“Veo otros músicos homosexuales en la historia de los que se destacó su condición sexual en algún momento puntual. Pero al final quedaron sus canciones y su energía. Eso es lo que yo quiero 

No me considero una abanderada ni mi música es de protesta. Solo habla de amor y he querido ser honesta. No me gustaría ser considerada un icono gay, pero lo soy”

Fuente:   https://www.efe.com/efe/espana/cultura/javiera-mena-no-me-gustaria-ser-considerada-un-icono-gay-pero-lo-soy/10005-2580874

Después de ese pequeño paréntesis que va a ser abordado de nuevo más tarde, volvemos a su faceta artística que es lo que más importa y es que su aventura musical medio seria y a la vez no, fue TELE-VISA, junto con Francisca Villela que por problemas con la televisora mexicana, se tuvo que cambiar a Prissa (literal jaja).

Algo sucedió que el proyecto no prosperó sin embargo en este EP ya se intuye lo que sería su estilo a futuro, aunque su primer álbum fuera más acústico.

De Prissa se puede destacar Disimulo Ser, con una tonada bastante “discotequera” y movida, electro pop y juego de voces y efectos.

 

Don’t Forget  canción alegre y que nos recuerda a la instrumentación de la era de las consolas de 16 bits como la SNES y la Megadrive, Nos cuenta la historia y quizá esté hilando muy fino, pero de una noche de “fiesta” o de “antro” acerca de dos desconocidos que se intercambian los números de teléfono y como no volvió a ver nunca más a esa persona…

 

Dar otra canción con movida electro pop, que con su tonada nos recuerda a un posterior trabajo de Mena ya como solista, y que se llama El Amanecer. 

Tengo Fe y Sé que acabaremos de las canciones más “oscuras” de este trabajo podría considerarle “dark pop” y hasta si uno es muy quisquilloso “dark wave” especialmente en Sé que acabaremos, que es una canción muy directa que habla sobre el rompimiento de las relaciones sentimentales y el inevitable final de dos “amantes-amigos” transformados en “enemigos”.

 

Si bien el dúo no prosperó había una interesante fusión y complementariedad entre ambas cantantes, aunque en algunas canciones se nota más la voz de Javiera Mena sobre la de Francisca Villela, sin embargo eso no es impedimento para disfrutarlas a ambas.

A un lugar lejano me parece su canción más “serena” y “comercial”  a pesar de que ese título ostentan otros dos temas. Sobre todo porque es la canción con el sonido más “limpio” y menos distorsión o efectos, y es que después de todo Prissa es un trabajo de debut y primerizo, donde se nota ese gran toque de inspiración y experimentación.

 

La parte “instrumental” (que no es otra cosa que las mezclas de computadora) me recuerda en algo a David Bazan (Pedro The Lion) y su proyecto Headphones (2005), con la  gran diferencia que Bazan es mucho más oscuro y su humor negro se da a notar en sus letras, además que tiene dejos o toques de Jazz en ese álbum y fúnebre, y estando claro que hay una distancia considerable entre Prissa y Headphones, me animo a blasfemar y decir que ambos trabajos pueden enmarcarse en el synth pop e indietrónica, salvo que Bazan va más al lado del “rock” y Mena y Villela al electro pop y medio romanticón no tan depresivo y cortavenas como el gran Bazan.

 

Poco después de la separación de Prissa, Mena saca Esquemas Juveniles (2006) manteniendo el toque electro y synth, sin embargo se nota que su estilo es más versátil e igual nos puede regalar hermosas baladas.

El disco inicia con la canción “Al siguiente nivel…” definiría como una “energizante” mezcla de varios sonidos y arreglos, una tonada electro popera y  el video musical nos hace una seña que posiblemente sea un videojuego, aparte que el sonido lo delata.

Sin embargo el título de este primer track, nos dará la pauta a un disco muy “personal” y con algunos mensajes “subliminales” en sus letras que bien pudieran ser las vivencias de Javiera Mena en su adolescencia.

El siguiente nivel bien pudiera ser pasar de primera base a segunda jajaja o simplemente una alusión a la digitalización del mundo, que ya estaba en su fase de cambio a la interconexión allá por finales de la primera decáda del segundo milenio.

Pero en este álbum se notan esos toques de balada y acústicos y es precisamente la segunda canción la que nos abre el mundo de Mena, en una melancólica composición y triste. Será pues, Esquemas Juveniles una de las canciones más sinceras y personales de este disco.

Y es que para mí Javiera Mena es una eterna “enamorada” y “cursi” pero con estilo y con sus letras sutiles y esta canción es muetra de ello, tanto que en la caja de comentarios algunos dicen que la canción se trata sobre el “orgasmo”, otros sobre lo difícil que es llegar al entendimiento en una relación, otros sobre la “inocencia” del amor juvenil y la taradez de estar clavado a una persona.

Sea lo que sea para mí es de las mejores canciones de esta cantante, y quizá la mejor del disco pero es que cada tema es único y tiene ese “algo” que hace que vuelvas a escucharlos y poner atención a lo que te perdiste, no diré más y dejaré que disfruten de la canción.

Javiera-Mena-by-Rod-3-x

Dentro de este álbum, Mena tiene un cover bastante decente y bueno de la canción interpretada por Daniela Romo  (Yo no te pido la Luna) y con un arreglo bastante parecido e incluso que llega aunque suene estúpido a sonar igual de ochentero que la original, que no será el único cover que haga de una canción conocida.

Retomando los acústicos, Sol de Invierno y a Cámara Lenta son de las canciones más cortavenas del álbum junto con Esquemas Juveniles que da nombre al disco, aquí tenemos de nuevo la faceta íntima de la artista y afloran esos sentimientos nostálgicos y nota importante Sol de Invierno la canta junto con otro artista chileno que no es nada más ni nada menos que Gepe. 

La historia es sobre alguien que quiere olvidar a su ex pareja y realiza un viaje tanto “real” como “introspectivo” para poder superar todo,  sin embargo no lo logra y probablemente la otra persona tampoco logra olvidar a quien alguna vez amó, quizá por eso tiene sentido que esté cantada a dueto.

Cámara Lenta es una de esas canciones que te despista sobre lo que realmente quiere decir, cada uno puede tener su interpretación, pero algo sí puede estar claro en clave “metafórica” equiparando la vida misma con los cambios de metamorfosis de algunas especies animales que se intuyen pueden ser la mariposa y las ranas, desde su fase de nacimiento hasta su final (muerte) con estas analogías Mena vuelve a meter los recuerdos y nostalgias y parece hablarnos sobre el final de la vida y cómo en su lecho mortuorio o en su vejez aún puede reconocer a esa persona con esa figura de adolescente perpetuo, no necesariamente tiene que hablar de una relación de pareja, puede ser la relación de un nieto con sus abuelos, o un hijo con sus padres, y es que eso es la belleza de las letras de Mena que pueden ser puestas en cualquier situación o contexto aún las que claramente estén dedicadas a sus relaciones.

 

Sin embargo no todo es depresión y envejecimiento en la Mena, y una de mis favoritas es sin duda: Como siempre soné y es la que da el título de esta entrada, con esos dejos headphonianos y el arreglo, pero sin duda lo que me gana es la letra tan simple, sincera y romántica (platónica), creo es la letra más obvia y evidente trata sobre una cita y cómo una de las personas quiere acercarse y conocer más a ese otro ser, al que ha idealizado y quiero compartir una noche de pasión y por qué no TODA LA VIDA JUNTA A ÉL/ELLA.

También tenemos un toque de Erasure en la canción Cuando hablamosalgo más simple pero con su significado…

El álbum se completa con las canciones, Está en tus manos, Perlas y Casan (No puedo bloquear lo que quiero dar)

Menos conocidas pero igual con su mensaje oculto no tan oculto jajaja, y las pondría aquí pero prefiero que se queden con la duda y las busquen por su propia cuenta si es que les gustó Javiera Mena, sino está bien, para gustos colores 🙂

Solo daré pequeños spoilers ; Está en tus manos vuelve a ser un tema “cortavenas” no electro (balada), Perlas con más synth y que nos recuerda mucho al sonido de M83 y Casan una mezcla de lo mejor de los dos mundos o facetas de Javiera Mena.

Pronto la segunda parte, donde nos adentramos a una etapa menos “melancólica” y más movida (pop) de esta artista y por si acaso se preguntaran si es que se va a seguir con bandas o artistas “cortavenas” pues no, también muy pronto el pseudo análisis y reseña de algo más pesado, más rock pero igual indie…

Hasta la próxima entrada que tengan buen día, noche, madrugada, tarde, o lo que sea jajajajaa.